Foto principal: Twitter @XiuletFinal

La AE Penya Esplugues inicia la temporada 2017/18 alzando el título de campeonas de la Copa Catalunya. Robert Caneda y su plantilla revalidaban el título apostando por el bloque que en la anterior edición ya se llevó la copa. Dos goles de Laura Oliva y Helena Roig le daban la victoria al Gironella ante un CFS Palau – Solità que supo aguantar durante los primeros 20 minutos con el empate a 0 en el marcador.

El Pabellón Nou Congost de Manresa recibía el pasado viernes 8 de septiembre a dos equipos en la lucha por proclamarse campeones de la Copa Catalunya. El partido arrancó a las 18:30h y fue retransmitido en directo por Esport3, el canal deportivo de TV3.

Foto: Twitter @FCF_CAT

Las jugadoras dirigidas por Robert Caneda llegaban como favoritas pero con gran respeto hacia sus rivales, que no se lo pondrían nada fácil. El Penya Esplugues Gironella quería lograr el primer objetivo de la temporada consiguiendo la Copa Catalunya, título que ya alzó la misma plantilla en la temporada 2016/17.

Ambos conjuntos saltaron a la pista portando dos pancartas. Una de ellas con el mensaje “Gracias por vuestro apoyo”, dedicado a las aficiones; y la otra con el hashtag #Orgullosa. Tras escuchar el himno de Cataluña, los colegiados pitaban el inicio del encuentro.

Una primera parte sin goles

En los primeros compases, bien posicionadas las jugadoras del CFS Palau – Solità, que llegaron a contar con alguna ocasión y evitaban las llegadas de las rivales. Sin embargo, no tardaría el Gironella en encontrar la portería rival y obligar a Mariona a salvaguardar su meta con importantes atajadas. Los diez primeros minutos de partido tuvieron una tónica clara: el CFS Palau – Solità se hizo con el peso del juego, pero era el Pensa Esplugues quien protagonizaba las ocasiones más claras.

Foto: Twitter @FCF_CAT

A cuatro minutos del final de la primera parte llegaría la mejor oportunidad a favor de las de Robert Caneda. Berta Velasco tenía todo a su favor para culminar una contra de su equipo. Pero cuando solo le quedaba superar a la portera, el recorte se le marchó y le impidió finalizar la jugada con un disparo a portería.

Nadie iba a impedir entonces que ambos conjuntos enfilasen el túnel de vestuarios sin goles en el marcador. Habría que esperar al segundo tiempo para ver los goles que definirían la final.

Superioridad del Gironella en la segunda parte

En la reanudación, 50 segundos fueron suficientes para que el Penya Esplugues estrenase su casillero. Laura Oliva se disponía a sacar una falta desde la frontal del área. El desenlace, ya lo sabemos. Gol directo dela jugadora del Gironella, que sumaba su primer tanto oficial de la temporada en un momento muy importante para su equipo.

Los minutos pasaban, y el CFS Palau – Solità tenía que anotar mínimo un gol para seguir con opciones. A los 9 minutos, su entrenadora Tati pidió tiempo muerto para trata de reubicar a sus jugadoras y darles el aliento necesario para afrontar la recta final.

Foto. Twitter @FCF_CAT

Sin embargo, nada parecía cambiar sobre la pista. Robert Caneda no quería que se les escapase la victoria, y a falta de 3:40 para el final, era él quien pedía tiempo muerto para dar instrucciones a las suyas. Sin más tiempos de descanso, al CFS Palau – Solità le quedaban algo más de 3 minutos para empatar el partido. Pero la cosa se complicaría aún más tras un penalti a favor del Gironella en el minuto 3:32. Helena Roig marcó la pena máxima y puso el 0-2 en Manresa. Sin apenas tiempo de reacción, las jugadoras de Tati no supieron encontrar la portería rival, y se irían sin el premio de la Copa a pesar de una buena actuación.

El Penya Esplugues, por su parte, rivalidó el título de campeón y comenzó la temporada de la mejor manera posible. Seguro que la alegría conseguida por la plantilla les da la fuerza necesaria para encarar el comienzo del campeonato liguero. Recordemos que el conjunto catalán se estrenará visitando la pista de Soto del Real, equipo recién ascendido y con gran ilusión por hacer una buena campaña.