A pesar de que la piloto estaba luchando muy fuerte por el campeonato, un incidente en la última prueba le ha relegado a la segunda posición.

El primer día de carreras en Alemania no fue particularmente bueno para Laia Sanz que acabó segunda, por detrás de Maria Frank. Por lo que en la última jornada solo le valía o ganar o quedar por delante de su rival para alzarse con el que sería su sexto título femenino del  Mundial de Enduro.

Teniendo claro cuál era su objetivo, Laia ha salido a por todas. Pero en la segunda de las seis especiales su motor se ha parado haciendo que acabara aquí su participación en el Mundial. La mala suerte se incrementa sabiendo que desde que comenzara a participar en el Mundial de Enduro en 2010 este es su primer abandono.

Sanz-subcampeona

Laia Sanz durante la prueba en Alemania/@LaiaSanz_

Así se mostraba la piloto tras la carrera: “He tenido problemas, se ha roto el motor y he tenido que abandonar. La verdad que una lástima no poder luchar por el mundial y tener que acabarlo así, pero bueno, son cosas que pasan en los deportes de motor. Una lástima porque creo que era un año en el que verdaderamente lo merecía, porque he hecho muy buen trabajo”.

Este resultado ha sido una verdadera lástima ya que este año, en principio, ha sido el último en el que Laia Sanz haría Enduro a nivel profesional para poder centrarse en los Rallys en vista para mejorar en el Dakar. “Me hubiera gustado acabar en el enduro con una victoria”.

Esperemos que Laia tenga más suerte en el próximo Dakar 2018. De momento la piloto va muy animada tras haber probado su moto en el rally de Marruecos donde obtuvo muy buenos resultados y parece que la moto va bien.