La ciudad catalana de Terrassa acoge del 6 al 9 de agosto el IV Naciones que conmemora el 25 aniversario de aquel hito histórico que convirtió a la selección española de hockey sobre hierba de entonces en medallistas olímpicas. Aquellas ‘Redsticks’ consiguieron una medalla de oro en los JJOO de Barcelona 1992 que debía ser recordada y conmemorada 25 años después.

Tras la serie de amistosos que las jugadoras de Adrian Lock disputaron en el CSD de Madrid, pasando por encima de las checas, la preparación del Europeo que jugarán la segunda mitad de agosto en Ámsterdam ya ha dado comienzo en el Estadio Martí Colomer de Terrassa. El primer día de torneo nunca es fácil pero las Redsticks han dejado muy buenas sensaciones en su primer partido.

Las únicas acciones ofensivas de su primer rival en este IV Naciones, Alemania, vinieron en los primeros minutos de partido. De hecho, en el minuto 2 de encuentro tuvieron la primera oportunidad para ponerse por delante en el marcador, con un penalti córner que no acabó dentro. Las ocasiones de las visitantes seguían llegando, en unos minutos en los que las Redsticks no terminaban de despertar.

La primera acción peligrosa de España llegó en el minuto 13, con el primer penalti córner que María López disparó en primera instancia, pero que tuvo ser repetido, con la mala suerte de un fallo en la recepción que hizo que no hubiera un disparo claro a portería.

Julia Pons durante una acción ofensiva (Twitter: @fmoreno9)

Las españolas supieron recomponerse rápido y fueron a buscar el primer gol que les pusiera por delante en el partido. Un minuto después de esta última acción, una buena internada por banda de Bea Pérez terminó en el stick de Begoña García para que la española fulminara la portería alemana y pusiera el 1-0 en el marcador.

Las alemanas no tuvieron tiempo de recomponerse, ya que segundos después, un disparo de Maialen García terminó en el fondo de la red, tras impactar en la defensa visitante. España terminó el primer cuarto de la mejor manera posible, con un 2-0 que le daba mucha ventaja en el marcador.

Las de Adrian Lock empezaron el segundo cuarto con más garra aún y el tercer gol estuvo muy cerca de caer. Los minutos pasaban y las alemanas no se acercaban al área rival, todo lo contrario que hacían las españolas.

En el minuto 11 del tercer cuarto llegó el segundo penalti córner de las Redsticks, que se fue fuera por muy pocos centímetros. El conjunto alemán daba señalas de vida de una manera muy intermitente pero seguía insistiendo cada cuarto.

Su recompensa llegó en el minuto 3 del último cuarto, cuando un disparo desde fuera del área fue desviado y acabó en el gol que se acercaba al empate. Con el 2-1, Alemania intentó por todos los medios el empate. En el minuto 8 pudieron hacerlo en un penalti córner que detuvo España en primera instancia, y que no tuvo una buena recepción en segunda instancia.

Los nervios empezaban a apoderarse de las españolas cuando las alemanas no paraban de encadenar buenas acciones ofensivas. De hecho no tuvieron otra que jugar los últimos minutos de partido sin portero, buscando el gol del empate a la desesperada.

La última y más clara ocasión vino de su stick. Un penalti córner que paró milagrosamente la guardameta española, salvando a las suyas de haberse ido a casa con un empate, en vez de una victoria. El partido llegó a su fin y no hubo tiempo para más. El marcador final, 2-1.

El segundo partido que disputarán las Redsticks será mañana contra Holanda y a la misma hora, 18:00h. ‘La Fábrica Deportiva’ os lo contará con una nueva crónica del conjunto de Adrian Lock.