Tras una nueva victoria y dejando a Dovizioso en la décimo tercera posición, Márquez está un paso más cera de su sexto título mundial.

Marc comenzaba muy bien la carrera en Philip Island obteniendo otra pole más, haciendo más amplio ese calificativo tan atribuido al catalán como pole man.

Cuando todas las quinielas preveían una lucha entre Márquez y Dovizioso, la realidad ha sido completamente diferente.

Dovizioso no conseguía ni una buena clasificación ni conseguía recortar posiciones en carrera. Es más, al comienzo de la cursa, el piloto de Ducati se abrió, lo que le hizo caer hasta la vigésima posición. Poco a poco fue escalando en la clasificación, pero se ha tenido que conformar con la décimo tercera posición, alejándole un poco del título.

Pero la carrera de Marc no ha sido fácil. Un omnipresente Zarco unido a las dos Yamaha le han plantado cara para hacerse con la victoria.

motogp-paso

Los tres pilotos celebrando en el podio tras la carrera/@motogp

Tras un baile de posiciones, ver peligro en cada acometida de Zarco y un pequeño toque con Rossi  han dotado a la carrera de muchísima acción.

Cuando el de Honda conseguía hacerse con la primera plaza, la lucha por detrás, en especial entre Zarco y Rossi, han hecho que Marc tomara ventaja y se alejara afianzándose en los valiosos 25 puntos que se suman a su casillero.

Aunque el piloto de Monster lo ha intentado mucho, finalmente ambas Yamaha, la de Rossi y Viñales respectivamente, han quedado por encima haciendo que Zarco se haya conformado con la cuarta posición y obteniendo ya el título de Rookie del Año.

Tras la carrera de Australia, Márquez se va más líder con 33 puntos de ventaja sobre Andrea Dovizioso. Tan sólo quedan dos carreras del mundial. El catalán sólo depende de sí mismo y tiene opciones de alzarse campeón en Malasia.