Una mediocre carrera para Morbidelli frente a la pésima de Luthi, hace que el ítalo-brasileño se quede a una victoria matemática del suizo.

Ninguno de los dos pilotos en lucha por el campeonato habían tenido una especialmente buena jornada de clasificación. El piloto del Estrella Galicia 0,0 se había clasificado en la quinta plaza, mientras que Luthi tendría que hacerlo desde la décima.

Una buena salida de Morbidelli le ha hecho posicionarse en la tercera plaza, donde ha vivido una carrera en constate batalla con Binder y Nakagami.

Aunque una caída a falta de dos vueltas de Nakagami ha hecho que Morbidelli haya conseguido acabar dentro del podio en la tercera posición.

una-podio

Las dos KTM de Binder y Oliveira, respectivamente, junto a Morbidelli (derecha)/@movistar_motogp

Por su parte, Luthi no ha tenido tanta suerte. Aunque en un primer momento se ponía en el grupo perseguidor al de cabeza, poco a poco el suizo ha ido cayendo hasta acabar en la misma posición en la que comenzó, décimo. Esta carrera le ha podido condicionar mucho el posible título mundial, ya que ahora está en manos prácticamente únicas de Morbidelli.

Quien no ha tenido rival ha sido Miguel Oliveira, que desde que se apagara el semáforo se posicionó en la primera plaza y no ha tenido rival que ni siquiera haya sido capaz de acercársele. Con su primera posición y la segunda de Binder, KTM suma su primer doblete.

El que también ha sorprendido ha sido Álex Márquez. El pequeño de los de Cervera partía sexto y, cuando rodaba dentro del grupo de podio, un susto en su moto le hacía caer hasta la décimo segunda posición. Sabiendo que Australia es un circuito complicado para la remontada, el catalán se volvía hacer con la sexta plaza siendo el segundo español en clasificación, por detrás de Vierge.

Ahora están a 29 puntos de distancia con 50 en juego. Si Morbido gana o queda por delante de Luthi podría alzarse campeón en Malasia.