Con la victoria de Dovizioso y el cuarto puesto de Márquez sobre quien recaerá la corona tendrá que esperar hasta Valencia.

A pesar de que Marc Márquez no se había clasificado en muy buena posición, partía séptimo, el catalán corregía una de sus debilidades como es la salida y tras apagarse el semáforo se posicionaba segundo.

El de Cervera se encontraba dos posiciones por delante de Andrea Dovizioso y entre ellos Dani Pedrosa. Aunque su compañero intentó frenar al italiano no pudo hacer nada ya que el ritmo de la Ducati era mucho más rápido que el de la Honda.

La carrera se dividió en dos partes: desde que comenzó declarada en agua y otra una vez la pista se secó.

En un primer momento el que comandaba, con una diferencia importante frente  a sus perseguidores, era Zarco. Por detrás Lorenzo y a más de un segundo Dovizioso y Márquez en lucha.

Pero una vez la pista se secó el neumático blando de Zarco le pasó factura y Lorenzo le pudo adelantar.

Tras distanciarse de Márquez, Dovizioso comenzó su persecución hacía el francés  y consiguió darle caza. Una vez en la segunda posición saltó la duda sobre un posible orden de equipo a Lorenzo para dejar pasar a Dovi.

Y así pasó, en la vuelta décimo quinta, en el luminoso de la moto de Lorenzo, durante 35 segundos, le salió un mensaje en clave donde se podía leer Suggested Mapping 8 (sugerencia de cambio a mapa 8). Este mensaje, desde las filas de la marca italiana, ha reconocido que se trataba de una orden de que la carrera la tenía que ganar Andrea y no él.

Aunque el balear afirma que él no vio el mensaje pero que sabe que se trabaja en grupo y que su compañero aún tiene opciones de hacerse con el título y que debía trabajar para Ducati.

Tendremos que esperar hasta el circuito de Ricardo Tormo en Valencia para saber si es Marc o Dovi el que se alza con la corona. Aunque si no comete ningún error, Marc se alzará con su sexto título mundial, ya que saca una ventaja de 21 puntos al italiano.