Olímpico Pozuelo se proclama campeonas de la División de Honor Iberdrola tras imponerse en la final a CRAT 22-21. Con una segunda parte espectacular y una remontada épica; consiguió darle la vuelta a un partido que se puso 5-21 en el minuto 50. Los ensayos de Marta Iglesias, Sara García-Mina y Bárbara García más las dos transformaciones y el golpe de castigo de María Ahís; dieron al traste los conseguidos por Shaan Waru, Vanesa Rial y Turena Lorie; y las tres transformaciones de Olaya López para las gallegas. Partido digno para una finalísima como esta, dos grandes equipos que lucharon de poder a poder para levantar el título.

El tiempo acompañaba en San Amaro para vivir la gran final de la División de Honor Iberdrola de rugby femenino. A ella habían llegado los dos mejores equipos de la Liga, Olímpico Pozuelo y CRAT Universidade Da Coruña.

Las encargadas de dar el “kick off” serían las madrileñas para dar paso a un encuentro que comenzó con mucho ritmo y juego muy rápido; ya que las líderes de la liga regular querían demostrar porque habían llegado al partido decisivo sin conocer la derrota. Fruto de ese dominio incial Sabina Hurtado tendría la primera tentativa para las de Pozuelo; pero tal y como se esperaba CRAT, acabaría haciendo bueno su nombramiento de equipo con mejor defensa para abortar el ataque.

Poco a poco la lucha se igualaría en el centro del campo y la coruñesas empezaban a jugar sus cartas; fundadas en un gran despliegue físico sin balón y a las conexiones entre Berta García y Shaan Waru. Justo ellas dos serían las protagonistas del primer ensayo del partido; Berta encontraría un resquicio en la defensa de las de blanco, cedería el ovalado al ser placada a Waru; y esta anotaría los primero puntos para las universitarias. La patada la transformaría Olaya López (0-7).

A raíz del ensayo, CRAT cogería más confianza y protagonismo en el partido a pesar de no ser capaces de sobrepasar su con claridad la defensa de las de la “omega”. Olímpico se armó de paciencia, empezó a manejar mejor la posesión, moviendo de lado a lado del campo el balón. Y en el minuto 19 llegaría el primer error de las “azulinegras”; Vanesa Rial al intentaría despejar con el pie pero Marta Iglesias taparía con las manos y el quedaría el balón franco para convertir el primer ensayo olímpico. Irene Schiavon no acertaría con la transformación (5-7).

Poco le duraría la alegría a las de Terry, ya que apenas 4 minutos después, en el 23; Berta García rompería la defensa con una gran carrera y Vanesa Rial se resarciría de su error anterior poniendo más ventaja para las suyas en el marcador. Olaya no fallaría tampoco en esta transformación (5-14). Intentaban reaccionar las madrileñas hasta el descanso; pero las pupilas de Jos Potros seguían demostrando el porqué había sido la mejor defensa del campeonato. Incluso justo cuando el minuto 40 se cumplía, hubo tiempo de anular un ensayo a las gallegas por “avant” de Ainhoa Portos.

A la vuelta de los vestuarios, la necesidad de reacción de las de la “omega” hizo que dieran un paso al frente; y empezasen a dominar el partido desde el inicio. Pero sería Turena Lorie la que ensayaría en el minuto 6 para CRAT; tras una magnífica jugada personal donde eludió dos placajes hasta entrar en la zona de posado. La transformación volvería a estar en los pies de Olaya López, que se mostró de nuevo impasible y marcaría (5-21)

Se ponía el partido muy de cara para las chicas de Jos Portos que empezaban a acariciar el título de campeonas. Pero todo cambió a partir de ese momento; a las de Pozuelo ya solo les valía la épica y fueron a por ella. El coraje, ADN de este conjunto; se acrecentó en el minuto 51 con el ensayo de castigo de Sara García-Mina y la posterior transformación de María Ahís (12-21). Y tan sólo 5 minutos después, en el 56; sería la velocísima Bárbara García la que aprovecharía su propia patada en largo para cruzar la linea de marca. María Ahís haría buena la transformación (19-21).

Se abría otro partido, Olímpico Pozuelo había conseguido meterse en el partido y ajustar el marcador; CRAT estaba contra la cuerdas. El partido entró en una fase de imprecisiones del que siempre salían vencedoras las madrileñas. En el minuto 68 llegaría el culmen para las de Terry; un placaje alto de la defensora de CRAT sería sancionado por el árbitro; y el posterior golpe de castigo a palos lo convertiría María Ahís para darle la vuelta a un partido que tenían prácticamente perdido veinte minutos antes (22-21).

Ahora eran las de Potros las que necesitaban irse al ataque en búsqueda de la remontada en los diez últimos minutos de partido; pero la tela de araña que montó en defensa las de la “omega” evitó cualquier acercamiento. De esta forma, Olímpico Pozuelo se hace con su segundo título de la División de Honor del rugby femenino y adelanta en el palmares a su vez a su rival de hoy; sumándolo al ya conseguido en la temporada 2013/2014 curiosamente también frente a las gallegas.

Olímpico Pozuelo celebrando el título de campeonas de DHI // Foto: ferugby.es