Tal y como ocurriese hace solo dos años, Garbiñe Muguruza estará por segunda vez en su carrera en las semifinales de Wimbledon, tercer grande del calendario.

Después de una brillante victoria ante la número uno mundial, Angelique Kerber, en cuarta ronda, Garbiñe dejó a otra top ten en el camino. En este caso, la damnificada fue Svetlana Kuznetsova, octava raqueta mundial.

En el partido de cuartos de final disputado en la pista 1, Muguruza noqueó a su rival con resultado de 63 64.

Hora y cuarto de partido es lo que necesitó Garbiñe para confirmarse como una de las cuatro últimas supervivientes. De hecho, su partido fue el primero en terminar y ella, por tanto, la primera en acceder a semis.

Un break en cada set fue todo lo que necesitó la tenista nacida en Caracas para certificar su triunfo. En la primera manga, la rotura se produjo en el tercer juego, después de haber levantado un 15-40 en su turno de saque anterior. En la segunda manga, la igualdad imperó hasta el quinto juego. Allí, Muguruza logró el break con una derecha ganadora, y continuó manteniendo su servicio hasta ajudicarse el triunfo final.

Garbiñe Muguruza celebra una victoria este Wimbledon

Un dato a tener muy en cuenta: de los cinco partidos que ha disputado en el torneo hasta la fecha, en tres de ellos Garbiñe no ha encajado ni una sola rotura. Sucedió en segunda ronda ante la belga Wickmayer, en tercera ante la rumana Cîrstea, y ahora en cuartos ante la rusa Kuznetsova. Estadística más que positiva, y que habla a las claras de la confianza con la que está afrontando este torneo. Sin duda, la experiencia y los consejos que le está brindando estas dos semanas Conchita Martínez están dando sus frutos.

Otro dato de interés: independientemente de lo que ocurra a partir de ahora, y gane quien gane Wimbledon, Garbiñe Muguruza volverá al top ten de la WTA la próxima semana. Estatus que perdió tras no poder defender con éxito su corona en París y que ha recuperado rápidamente.

El último escollo de la hispano-venezolana antes del partido decisivo es la sorprendente eslovaca Magdalena Rybarikova. La centroeuropea, que viene de apear entre otras a Karolina Pliskova, nueva número uno a partir del lunes, disputa por primera vez en su carrera las semis de un Slam. Actualmente es la 87ª jugadora mundial.

No será un partido fácil para Muguruza. La eslovaca es una experimentada jugadora en hierba. Su primer título, precisamente, fue sobre la hierba de Birmingham. Y también sobre la hierba de Birmingham tuvo lugar el último enfrentamiento hasta la fecha entre ambas tenistas, en 2015. Ese año, Rybarikova vapuleó a la española en primera ronda, con resultado de 63 61. Unas semanas después, Muguruza disputaba su primera final de Slam en la Catedral de Wimbledon ante Serena Williams, cayendo muy dignamente.

La estadística, sobre hierba, favorece a la eslovaca, si bien en el cómputo general están igualadas: dos victorias para cada una. Hoy, la balanza en este quinto partido entre ellas se inclinará para uno de los dos lados.

Será la primera semifinal, y comenzará a partir de las 14h, hora española, en la central del All England Tennis Club.