Tal y como ocurriese hace dos años, la tenista hispano-venezolana estará en el partido por el título en la Catedral del tenis, la pista central de Wimbledon. Tal y como ocurriese hace dos años, enfrente tendrá a una de las hermanas Williams. En 2015 estuvo Serena al otro lado de la red. Ahora que precisamente Serena está fuera del circuito debido a su embarazo, es su hermana mayor, Venus, el último obstáculo hacia la gloria. 37 años tiene ahora la tenista americana. 38 tenía Martina Navratilova cuando Conchita Martínez le derrotó en la final de Wimbledon 1994. 22 años tenía Conchita cuando logró batir a la mítica jugadora checoslovaca. 23 años tiene Garbiñe Muguruza en la actualidad. Ahora, Conchita se encuentra estos días en Londres con Garbiñe, transmitiéndole conocimientos, y, sobre todo, experiencia. De algún modo, hay ciertos paralelismos en las circunstancias entre la única victoria española en la capital inglesa, de mano de la aragonesa, y la que hoy puede darse de mano de la alta jugadora hispano-venezolana.

Garbiñe Muguruza celebra el triunfo ante la eslovaca Magdalena Rybarikova en las semifinales de Wimbledon.

Respecto a su semifinal, poco hay que decir. En hora y cuatro minutos, Garbi había acabado con la resistencia de la eslovaca Magdalena Rybarikova, semifinalista sorpresa del torneo. Un doble 61, una paliza sin paliativos que habla a las claras de la superioridad de la española. Si bien ambas tuvieron el mismo número de errores no forzados (11), los golpes ganadores estuvieron en claro desequilibrio, 22 para la española y tan solo 8 de su rival. La agresión controlada de Garbiñe, que tan buenos resultados le lleva dando durante todo el torneo, funcionó como un reloj suizo precisamente cuando la cosa empieza a ponerse realmente complicada. Sorprendente el resultado por la manera en que se produjo, puesto que la hierba es la superficie favorita de la eslovaca. Y que, como comentábamos en el artículo anterior, precisamente el único enfrentamiento previo entre ambas en esta superficie se había saldado con un no menos contundente 63 61 para la centroeuropea.

En la final, como decimos, aguarda Venus Williams. La veterana tenista estadounidense dio buena cuenta en su semi de la última esperanza local, Johanna Konta, a la que derrotó por 64 62 en un envite que duró hora y trece minutos.

El de hoy será el quinto enfrentamiento entre Muguruza y Venus Williams. La mayor de las Williams domina los enfrentamientos directos por 3-1, incluida una victoria por retirada en la final de Wuhan 2015. A favor de Garbiñe está que se apuntó el último enfrentamiento, una victoria a 3 sets en cuartos de Roma este mismo año. No hay enfrentamientos previos en hierba.

A partir de las 15h, hora española, comenzará a disputarse esta final, en el que puede ser un día histórico para el deporte femenino español.